¿Qué es la meditación?

La meditación se puede definir como un conjunto de técnicas destinadas a fomentar un estado elevado de conciencia y atención enfocada. La meditación es también una técnica de cambio de conciencia que ha demostrado tener una gran cantidad de beneficios para el bienestar psicológico.

Algunas cosas clave a tener en cuenta sobre la meditación:

  • La meditación se ha practicado en culturas de todo el mundo durante miles de años.
  • Casi todas las religiones, incluido el budismo, el hinduismo, el cristianismo, el judaísmo y el islam, tienen la tradición de utilizar prácticas meditativas.
  • Si bien la meditación se usa a menudo con fines religiosos, muchas personas la practican independientemente de cualquier creencia o práctica religiosa o espiritual.
  • La meditación también se puede utilizar como técnica psicoterapéutica.
  • Hay muchos tipos diferentes de el poder del pensamiento.

Tipos

La meditación puede adoptar muchas formas diferentes, pero hay dos tipos principales: meditación de concentración y meditación de atención plena: 2

  • La meditación concentrativa  implica enfocar toda tu atención en un objeto específico mientras te desconectas de todo lo que te rodea. El objetivo es experimentar realmente aquello en lo que te estás enfocando, ya sea tu respiración, una palabra específica o un mantra para alcanzar un estado superior del ser.
  • La meditación de atención plena  incluye, entre otras, tanto la reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR) como la terapia cognitiva basada en la atención plena (MBCT). La atención plena puede abordar diferentes problemas, como la depresión, lo que significa que su enfoque puede ser diferente de una práctica a otra. En general, implica el estado de estar consciente e involucrado en el momento presente y hacerse abierto, consciente y aceptar. 

Cómo practicar

Si bien hay muchas formas diferentes de meditaciones y formas de practicar, aprender una meditación básica para principiantes es un gran lugar para comenzar.

  • Elija un lugar tranquilo que esté libre de distracciones . Apague su teléfono, televisión y otras distracciones. Si elige reproducir música tranquila, seleccione algo tranquilo y repetitivo.
  • Establece un límite de tiempo . Si recién está comenzando, es posible que desee ceñirse a sesiones más cortas de aproximadamente 5 a 10 minutos de duración.
  • Presta atención a tu cuerpo y ponte cómodo . Puede sentarse con las piernas cruzadas en el suelo o en una silla siempre que sienta que puede sentarse cómodamente durante varios minutos seguidos.
  • Concéntrate en tu respiración . Intente realizar respiraciones profundas que expandan su vientre y luego exhale lentamente. Preste atención a cómo se siente cada respiración.
  • Fíjate en tus pensamientos . El propósito de la meditación no es aclarar tu mente, tu mente inevitablemente va a divagar. En su lugar, concéntrese en devolver suavemente su atención a su respiración cada vez que note que sus pensamientos se desvían. No juzgues tus pensamientos ni trates de analizarlos; simplemente dirija su mente de regreso a su respiración profunda.

Impacto de la meditación

La conciencia a menudo se compara con una corriente, que se desplaza y cambia suavemente a medida que pasa sobre el terreno. La meditación es un medio deliberado de cambiar el curso de esta corriente y, a su vez, alterar la forma en que percibes y respondes al mundo que te rodea.

Las investigaciones han demostrado que la meditación puede tener efectos tanto fisiológicos como psicológicos. Algunos de los efectos fisiológicos positivos incluyen una espiritualidad del estado de excitación física, disminución de la frecuencia respiratoria, disminución de la frecuencia cardíaca, cambios en los patrones de ondas cerebrales y disminución del estrés. 1

Algunos de los otros beneficios psicológicos, emocionales y relacionados con la salud de la meditación incluyen:

  • Mejor manejo de los síntomas de afecciones que incluyen trastornos de ansiedad, depresión, trastornos del sueño, problemas de dolor y presión arterial alta
  • Mejores habilidades para el manejo del estrés
  • Cambios en diferentes aspectos de la atención y la atención plena.
  • Mayor autoconciencia
  • Mejora del bienestar emocional
  • Memoria de trabajo mejorada e inteligencia fluida
  • Inmunidad mejorada
  • Mayor empatía por usted mismo y los demás.
  • Alivio del dolor de cabeza

Si bien los expertos aún no comprenden completamente cómo funciona la meditación, la investigación ha demostrado claramente que las técnicas de meditación pueden tener una variedad de efectos positivos en la salud general y el bienestar psicológico.

Consejos para meditar

Si está interesado en probar la meditación, hay algunos consejos y trucos que lo ayudarán a comenzar con una práctica de meditación beneficiosa.

  • Empiece despacio . Comience haciendo sesiones cortas de alrededor de 5 a 10 minutos al día, y luego aumente progresivamente a sesiones más largas.
  • Establece un horario . Intente meditar a la misma hora todos los días, por ejemplo, durante unos minutos a primera hora de la mañana.
  • Ponte cómodo . Sentarse en el suelo con las piernas cruzadas es una opción, pero la comodidad es la verdadera clave. Debe estar en una posición en la que pueda sentarse durante varios minutos sin sentirse incómodo, rígido o inquieto.
  • Concéntrese en lo que siente . Respire naturalmente y observe los sentimientos y sensaciones que experimenta al inhalar y exhalar.
  • No intentes reprimir los sentimientos . Su mente está destinada a divagar mientras medita y, a veces, esto puede conducir a pensamientos y sentimientos y resultar incómodos o incluso angustiantes. El objetivo no es despejar tu mente de esos pensamientos. En cambio, reconozca estos pensamientos sin juzgarlos, y luego dirija suavemente su enfoque hacia su respiración.

Peligros potenciales

La meditación puede tener una amplia gama de beneficios, pero también existen algunos peligros potenciales a los que debe prestar atención. A medida que comienza un nuevo hábito de meditación, puede ser fácil esperar demasiado demasiado rápido. La realidad es que se necesita tiempo y práctica para desarrollar un hábito que pueda tener un impacto en su salud y bienestar.

No espere que la meditación resuelva todos sus problemas. En cambio, trátelo como una parte de su rutina de cuidado personal que juega un papel en ayudarlo a sentirse mejor y menos estresado.

También es importante tener en cuenta que la meditación no está exenta de riesgos. Un estudio encontró que la meditación a menudo conducía a sentimientos y pensamientos inquietantes que eran difíciles de manejar. El estudio también encontró que la meditación podría empeorar los síntomas de algunas afecciones de salud mental, como la ansiedad y la depresión.

Algunos informes sugieren que la meditación puede desencadenar o exacerbar estados psicóticos, por lo que es posible que no se recomiende la meditación para personas que padecen afecciones como la esquizofrenia. 3

Historia de la meditación

Si bien la meditación ha ganado popularidad recientemente en los EE. UU., La práctica en realidad se remonta a miles de años. La práctica se ha asociado con tradiciones religiosas, particularmente con el budismo. La meditación se utilizó en toda Asia, pero finalmente comenzó a llegar a otras partes del mundo durante el siglo XX. Saltó a la fama en Occidente durante las décadas de 1960 y 1970 y, a menudo, se asoció con la cultura hippie.

Durante las últimas décadas, la meditación también se ha incorporado en diferentes modalidades de tratamiento, incluida la reducción del estrés basada en la atención plena, un enfoque que incorpora la atención plena y la meditación para ayudar a las personas a sobrellevar el estrés, la depresión, la ansiedad y otras afecciones de salud mental.

Es probable que el uso de la meditación como ayuda terapéutica continúe desarrollándose a medida que los investigadores aprendan más sobre los beneficios y aplicaciones de esta práctica.